Abogados Cristianos se querella contra el ministro Marlaska por las interrupciones de ceremonias religiosas realizadas por la Policía durante el Estado de Alarma

Abogados Cristianos se querella contra el ministro Marlaska por las interrupciones de ceremonias religiosas realizadas por la Policía durante el Estado de Alarma
17/04/2020 Redacción

La Asociación Española de Abogados Cristianos presenta una querella ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La organización de juristas acusa al titular de Interior de un delito de prevaricación contemplado en el artículo 404 del Código Penal, así como de dos delitos contra los sentimientos religiosos, uno de prohibición de culto (art. 522 del C.P.) y otro de interrupción de culto (art. 523 del C.P.).

Considera a Grande-Marlaska como el responsable de las numerosas interrupciones de celebraciones religiosas que han tenido lugar en diversos puntos de España desde que comenzó el Estado de Alarma. Lo justifica debido a que, además del mando sobre la Policía Nacional, con motivo del Estado de Alarma, el ministro de Interior tiene transferido el mando sobre las policías autonómicas y locales.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, considera además que “los posibles delitos cometidos por el ministro cuentan con el agravante de discriminación”.

Castellanos asegura que “el gobierno está aprovechando el Estado de Alarma para imponer una dictadura anticristiana. Confía en que este domingo no se vuelva a vulnerar el derecho a la libertad religiosa”.

Desde la Asociación de juristas explican que el propio Real Decreto por el que se declara el estado de alarma dice textualmente en su artículo 11: “La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro”.

Por todo ello, Polonia Castellanos asegura que “estas interrupciones de ceremonias religiosas que han tenido lugar estos días son un abuso por parte del Gobierno, que está utilizando la situación para imponer su agenda laicista”. “Se trata de una persecución religiosa”. “La reiteración evidencia que no es algo casual. El gobierno está aprovechando el Estado de Alarma para acabar con la libertad religiosa”.

¡Colabora en la defensa de la libertad religiosa! Haz un donativo ahora para apoyar los procesos jurídicos de Abogados Cristianos: