Hazte benefactor

Aquí no sobra nadie

La eutanasia no es un derecho: es un recorte encubierto
#AquíNoSobraNadie

Los promotores de la eutanasia están usando las encuestas para manipular la opinión pública.

Según los mercados internacionales, en España sobra gente.

Y la solución que han encontrado para acabar con el problema es la eutanasia.

Esta propuesta viene de organismos económicos internacionales. Christine Lagarde -directora del FMI hasta hace unas semanas-, insistió en que “los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global, tenemos que hacer algo y hacerlo ya”. Y ella no es la única. El ministro de finanzas japonés, Taro Aso, comparte este mismo pensamiento: los abuelos son un gasto y “se deben dar prisa en morir”. Existen documentos del Fondo Monetario Internacional que alertan hasta en más de 30 ocasiones del riesgo que supone la longevidad para los mercados.

Y mientras un estudio de la Universidad de Washington señala a España como el país con mayor esperanza de vida en 2040. Por eso los mercados quieren implantar un terrible recorte a través de la eutanasia.

Y las primeras víctimas de esta cruel estrategia son claramente los ancianos, los enfermos crónicos y las personas con discapacidad. Porque, según los gobiernos, “ponen en peligro la economía global”.

Justamente son estas personas las que, junto con los niños, humanizan nuestras sociedades, demasiado centradas en la productividad.

Estas personas pueden mejorar su calidad de vida gracias al trabajo incansable de geriatras, fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, cuidadores y familiares, entre otros. Ellos día a día entregan su tiempo y cariño para cuidar a estas personas que tienen y merecen tanta dignidad como los demás. Los que comparten su día a día con ellos saben que cada minuto que se invierte en estas personas es un motivo más para creer en la humanidad.

Junto a profesionales y cuidadores también se encuentran investigadores que se dejan la vida en descubrir terapias que mejoran la calidad de vida de los enfermos crónicos y discapacitados. A pesar de que según los mercados cometen el ‘gran pecado’ de alargar la esperanza de vida de las personas.

En España el promotor de la eutanasia tiene nombre: PSOE.

Ellos han defendido siempre que no debe haber recortes, que hay que invertir en las personas. Sin embargo, en cuanto llegaron al poder lo primero que hicieron fue promover la ley de despenalización de la eutanasia.

Con ello el PSOE pretende posicionarse como los más progresistas de Europa. Pero lo único que van a provocar es una involución de nuestra sociedad: menos inversión en investigación, menos inclusión y, en definitiva, menos humanidad.

Para no perder popularidad haciendo recortes sanitarios, en pensiones y en dependencia, nos quieren colar la eutanasia como un ‘nuevo derecho’ cuando en realidad es un recorte sanitario encubierto: todos los que supongan mucho gasto serán “invitados” a ejercer su derecho a morir. Si extrapolamos a España las eutanasias que se producen anualmente en Holanda, el gobierno podría quitar de su factura a 18.000 personas cada año entre enfermos crónicos, ancianos y dependientes.

Para el PSOE y los partidarios de la eutanasia, los enfermos salen ‘demasiado caros’.

La eunanasia acabará con la labor de los investigadores. ¿Por qué invertir dinero en nuevos medicamentos y tratamientos si con una jeringuilla llena de veneno pentobarbital puedo ‘solucionarlo’?

La eutanasia acabará con la labor de los cuidadores. ¿Para qué dedicar una mi vida acompañando a dependiente y a enfermos si en unos minutos se podrá ‘acabar con todo’?

La eutanasia acabará con el dinero dedicado a la dependencia. ¿Para qué invertir dinero en el bienestar de los ancianos y los enfermos si con un puñado de euros puedo eutanasiarlos?

Este gobierno no ha hecho los deberes con la dependencia, no le ha destinado ni el más mínimo esfuerzo presupuestario. Y para tapar su ineficacia han encontrado en la eutanasia de enfermos, ancianos y discapacitados una ‘solución’ disfrazada de progreso que engañará a muchos ciudadanos. 

Merecemos un gobierno que apoye presupuestos por la dependencia. Un gobierno que apueste por la investigación y por la labor de cuidadores y familiares. No merecemos un gobierno que apueste por la muerte premeditada de algunas personas porque “viven demasiado” y son un riesgo para los mercados internacionales.

Éste es nuestro papel en la defensa del derecho a la vida:

Mantenemos abiertas más de 20 causas jurídicas en defensa del derecho a la vida

Ejercemos presión política para exigir a nuestros gobernantes que protejan el derecho a la vida.

Coordinamos la presión social para defender la vida humana desde la concepción.

Sólo dependemos de ti

Si quieres dar la batalla contra la eutanasia, si quieres salvar la vida de personas vulnerables, necesitamos tu ayuda ahora.


No recibimos ningún tipo de subvención.


Dependemos exclusivamente de los donativos de personas comprometidas como tú.


Colabora en esta batalla en defensa del derecho a la vida con un donativo puntual o mensual.

¿Tienes alguna duda?

Si tienes alguna pregunta sobre cómo colaborar con Abogados Cristianos, no dudes en llamarnos al 91 277 91 82, o envíanos un email a donantes@abogadoscristianos.es.