Félix Bolaños: ¡Honre la memoria de estas enfermeras asesinadas por su fe! (firma)

¡Honre la memoria de estas enfermeras asesinadas a causa de su fe!

16768 personas ya han firmado esta petición

   Antonio Jesús, María del Carmen y Antonio han firmado hace menos de 15 minutos

    ¡Suma tu firma ahora y haz que esta petición crezca!















    Lee nuestra Política de Protección de Datos, con la que protegemos tu privacidad. Al firmar se podrán comunicar tus datos básicos al destinatario de la petición, y Abogados Cristianos te mantendrá informado de novedades.

    No está permitido rellenar el formulario con datos de terceros sin su consentimiento. Los menores de 16 años no pueden introducir sus datos personales sin autorización.

      Destinatario: Félix Bolaños, Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

    Lejos de utilizarse para honrar nuestra historia, la Ley de Memoria Democrática es empleada por la izquierda con fines revanchistas e ideológicos.

    A la vista, su empeño por derribar nuestras cruces y erradicar las raíces cristianas de nuestro país, acogiéndose a ella.

    A su pesar, existen también personas cuya vida de virtud y posterior martirio a manos de “los suyos” forman parte de nuestra historia.

    Y merecen igual reconocimiento.

    Reivindicamos, por ello, la memoria de Pilar, Olga y Octavia, enfermeras y mártires de la Guerra Civil.

    Exigiendo que se ensalce su figura y reconozca su labor, en base a esta ley.

    Por eso hemos lanzado esta campaña, para que Félix Bolaños, Ministro de Memoria Democrática, decrete en Somiedo un lugar donde se honre la figura de estas enfermeras asesinadas.

    Pilar, Olga y Octavia fueron tres mujeres que se prestaron voluntarias para trabajar en Cruz Roja, durante el tiempo de la guerra.

    A pesar de su pertenencia a esta institución neutral, que atendió a soldados de uno y otro bando, las tropas republicanas no tuvieron piedad con ellas.

    Tras el asalto en octubre de 1936 del hospital en el que se encontraban, fueron torturadas, violadas y brutalmente asesinadas, tras negarse a huir.

    Tras negarse a abandonar a los pacientes que tenían a su cargo.

    Su fe resultó tan evidente a los milicianos, que no dudaron en ofrecerles la libertad a cambio de que renegaran de Dios abiertamente.

    A lo que, según testigos, respondieron:

    “Por Dios y por España se muere solo una vez”.

    Finalmente, fueron fusiladas al grito de “Viva Cristo Rey, Viva España», en lugar del “Viva Rusia” solicitado por sus ejecutoras.

    En el año 2021, estas mujeres fueron beatificadas en Astorga, hecho silenciado mediáticamente.

    Es por su altruismo, valentía e integridad, que solicitamos que se honre su memoria en el lugar donde ocurrieron los hechos.

    Su historia debe ser recordada.

    Por eso hemos lanzado esta campaña, para que Félix Bolaños, Ministro de Memoria Democrática,  decrete en Somiedo un lugar donde se honre la figura de estas enfermeras asesinadas.

    A: Félix Bolaños, Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

    Estimado Sr.

    Me dirijo a usted dos años después de la beatificación de tres enfermeras asesinadas a manos de una tropa republicana en Somiedo, Asturias.

    Estas mujeres decidieron inscribirse como voluntarias en la Cruz Roja, con el fin de servir a todos aquellos que resultasen heridos a causa de la guerra civil que asolaba nuestro país.

    Lamentablemente, su altruismo e integridad, hizo que perdieran la vida.

    Fueron fusiladas tras negarse a abandonar a los enfermos que asistían, y tras declinar renunciar a su fe, por la libertad.

    Esta actitud heroica, merece un reconocimiento. Y ciertamente, este caso cumple con los requisitos para ser contemplado por la Ley de Memoria Democrática.

    Por todo ello, le ruego que inicien un proceso para decretar un Lugar de Memoria Democrática con el que ensalzar la figura de estas mujeres en Somiedo-

    Muchas gracias.

    Atentamente,