Tomás Lagomarsino: ¡No a la Ley Adriana que pondrá en riesgo la objeción de conciencia! (firma)

¡No a la Ley Adriana!

¡Casi 1.000 personas! ya han firmado esta petición

   Juan, Natalia y Dulcenombre de Maria han firmado hace menos de 15 minutos

    ¡Suma tu firma ahora y haz que esta petición crezca!















    Lee nuestra Política de Protección de Datos, con la que protegemos tu privacidad. Al firmar se podrán comunicar tus datos básicos al destinatario de la petición, y Abogados Cristianos te mantendrá informado de novedades.

    No está permitido rellenar el formulario con datos de terceros sin su consentimiento. Los menores de 16 años no pueden introducir sus datos personales sin autorización.

      Destinatario: Tomás Lagomarsino, Presidente de la Comisión de Salud de Chile.

    Hace unos meses, Antonia Orellana anunciaba un proyecto de ley para que se legalizara el aborto sin causales en Chile.

    Y recientemente el Senado ha aprobado el proyecto de la Ley Adriana, que, en apariencia, lucha contra la violencia gineco-obstétrica sufrida por las mujeres.

    Pero… ¿es todo tan bonito como lo pintan? 

    La mera lectura de la ley, nos hace ver que, en el fondo, todo es mucho más preocupante de lo que parece.

    Y no sólo por el adoctrinamiento al que van a someter a los futuros sanitarios, obligándolos a cursar asignaturas con enfoque de género…

    …sino por las consecuencias que pueden llegar a sufrir los médicos en caso de negarse a practicar un aborto.

    ¡Sanciones económicas o penas de cárcel!

    ¿Llegaremos a ver cómo el derecho a la objeción de conciencia, entra en conflicto con la autonomía de la mujer en materia reproductiva…?

    ¿Llegaremos a ver médicos encarcelados por negarse a asesinar a bebés?

    ¡No podemos llegar a esa situación!

    Por eso hemos lanzado esta petición dirigida a Tomás Lagomarsino, Presidente de la Comisión de Salud de Chile, para que impida la aprobación total de esta ley. 

    A: Tomás Lagomarsino, Presidente de la Comisión de Salud de Chile

    Estimado Sr. 

    Me dirijo a usted por ser la máxima autoridad de la Comisión de Salud en Chile, órgano por el que aún debe discutirse esta ley, socialmente conocida como Ley Adriana.

    En apariencia, esta ley trata de mejorar las condiciones de las mujeres en momentos de vulnerabilidad, tales como el embarazo y el parto; no obstante, entre sus múltiples artículos, encuentro alguno que me genera gran preocupación.

    En concreto, el artículo en el que se menciona que puede llegar a considerarse violencia gineco-obstétrica, aquella en la que se omite la asistencia, en caso de solicitud de aborto. 

    El aborto es un acto intrínsecamente dañino para la madre y el bebé que lo padece, y bajo ninguna circunstancia, debería juzgarse nunca a un médico por negarse a practicar este acto.

    ¿En qué lugar va a quedar la objeción de conciencia de los sanitarios con esta nueva ley?

    ¡NO A LA APROBACIÓN DE LA LEY ADRIANA!

    Muchas gracias.

    Atentatemente,