Abogados Cristianos lleva ante la Fiscalía el derribo de la Cruz de Ondarroa

Abogados Cristianos lleva ante la Fiscalía el derribo de la Cruz de Ondarroa
enero 19, 2019 Redación AEAC

La Asociación Española de Abogados Cristianos denunciará ante la Fiscalía el derribo de la Cruz de Ondarroa (Vizcaya).

La Asociación de juristas considera que la destrucción del monumento es constitutivo de un delito de odio y otro contra los sentimientos religiosos, además de daños y dejación de funciones por parte del Ayuntamiento.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, critica que “el derribo fue a plena luz del día, duró varias horas y nadie hizo nada para frenarlo”. Recuerda además que, precisamente esa Cruz ya había sufrido ataques previos”.

Castellanos solicita la restitución cuanto antes de un monumento de similares características ya que considera que la Cruz nunca puede vulnerar la “Ley de Memoria Histórica”. “En tal caso, lo que puede vulnerar la Ley serían las inscripciones que contenga y habría que estudiar cada caso de forma individual”.

Recuerda que “ya existe jurisprudencia de varios Tribunales Superiores de Justicia de otras Comunidades Autónomas que obligan al mantenimiento o restitución del monumento”. Recuerda el caso de la Cruz de los Caídos del Monte do Castro en Vigo o la de Buñuel. En ambos casos, los Tribunales de sus respectivas regiones se pronunció a favor de mantener la Cruz.

La Sentencia del TSJ de Galicia sobre el monumento de Vigo dice textualmente “tras eliminar toda simbología franquista, la Cruz puede ser contemplada como un elemento religioso, aunque no fuera su significado originario, puesto que es evidente que se trata de una cruz latina”.

En el caso del monumento de Buñuel, el TSJ de Navarra va más allá y asegura que “en este momento lo que hay es un monolito de piedra, con una cruz, un escudo del Ayuntamiento de Buñuel, y una relación de nombres y apellidos, ni más ni menos […] El hecho de que conste una relación de nombres y apellidos correspondientes a personas fallecidas, en un monolito en la puerta de una iglesia, no implica, por sí solo, exaltación alguna del franquismo a los efectos señalados en la Ley 52/2007.

Por todo ello, la presidenta de Abogados Cristianos pide a la Justicia que actúe: “estos sectores laicistas de la sociedad que ponen como excusa la Memoria Histórica para destruir monumentos religiosos no pueden gozar de total impunidad”.